Préstamos Personales en México

Bienvenido al portal MisPrestamosPersonales.com.mx, donde podrás encontrar la mejor información sobre los distintos tipos de préstamos personales que puedes conseguir en entidades de México.

En breve actualizaremos la web incluyendo las mejores opciones para solicitar préstamos personales rápidos y seguros, repasando las ofertas de las principales entidades bancarias del país como Banamex, Bancomer, Banorte, etc.

También nos centraremos en los requisitos para préstamos personales sin buró de crédito, qué condiciones tienen, tasas de interés que aplican y cuáles con las mejores ofertas.

Si desea recibir toda esta información actualizada, regístrese de forma gratuita a nuestro boletín de noticias (formulario de la izquierda).


 

Préstamos personales en México

Los préstamos personales son una opción financiera que hoy en día ofrecen los principales bancos mexicanos. Según la de definición de Condusef (Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros), institución pública que depende de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, un préstamo personal es un tipo de préstamo en el que una firma presta a una persona cierta cantidad de dinero que puede utilizar con libertad.

Un préstamo personal es un préstamo que pertenece al tipo de los denominados no garantizados, ya que no requiere de aval ni de garantía. Los criterios de aprobación del préstamo se basan en los ingresos mensuales y el historial crediticio de la persona solicitante.

Es habitual solicitar este tipo de financiación cuando se tiene que afrontar un imprevisto o una determinada emergencia. Por ello, debemos hacer una buena previsión sobre el presupuesto, un cálculo adecuado y con absoluto rigor que nos permita saber si somos capaces de hacer frente al dinero que nos pide la firma en el periodo que hemos pactado en el préstamo. Sólo de esta forma evitaremos consecuencias y complicaciones que no son deseables.

La cuestión es simple y clara para cualquiera: el préstamo no puede ser la solución para un problema que a la larga nos cree otro mucho mayor. La honestidad y una buena previsión siempre serán los mejores aliados si estamos pensando en solicitar un préstamo personal. De acuerdo con Condusef, los préstamos personales en México suelen ir desde los 1.000 a los 500.000 pesos. Respecto a los plazos para satisfacerlos pueden ir desde 2 a 96 meses. La frecuencia de plazos de pago puede ser semanal, quincenal o mensual.

Una de las recomendaciones que hace Condusef para las personas que vayan a solicitar un préstamo personal, es que el usuario acuda a una institución financiera autorizada, y que en ningún caso se confíe en entidades que ofertan préstamos personales fáciles, express, sin garantías ni consulta al Buró de Crédito o aquellos que solicitan un anticipo.

Condusef también recomienda mucha precaución y cautela a los clientes de la banca ante la solicitud de un préstamo de este tipo, ya que según los informes de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, en los últimos años el pago de los préstamos personales se ha complicado y no han podido pagar la mensualidad establecida en un alto porcentaje, estableciéndose un índice significativo de morosidad. Esta situación provoca un estado de sobreendeudamiento para muchas familias mexicanas.

Aspectos importantes a considerar:Préstamos Personales en México

  • La urgencia con la que necesitamos el préstamo personal.
  • Nuestra capacidad de pago. En la línea expresada anteriormente, es importante que no comprometamos más del 30% de nuestros ingresos en deudas.
  • Comparar diferentes opciones antes de decidir.
  • Evitar gastos intrínsecos al crédito, como comisisones de apertura.

Tipos de préstamos personales

La mayoría de las personas suele utilizar estos préstamos personales para compras grandes, como un coche o una casa. Sin embargo existen muchas más posibilidades:

  • Vacaciones en el extranjero
  • Estudios de su hijos
  • Boda
  • Reformas de la casa
  • Pagar cuentas fiscales…

Entre los tipos de préstamos personales se encuentran los siguientes:

Préstamo personal

El préstamo personal propiamente dicho. Como hemos dicho, es una operación financiera en la que el cliente obtiene el dinero para utilizarlo para lo que necesite.

Préstamo por nómina

Una línea de crédito personal a los empleados de empresas privadas. No requiere garantía y ofrece las mejores condiciones del mercado.

Prestamos por nómina a jubilados y pensionados del Instituto Nacional de la Seguridad social

Préstamos de nómina a medio plazo, que se puede pagar en 60 meses, a tasa fija mensual y sucesiva, circunstancia que permite al cliente conocer todos los pagos.

Préstamo para compra de automóviles o financiación de vehículos

Por lo general para coches no más antiguos de 10 años.

Hipoteca

para aquellos que quieren tener casa propia o renovarla.
Consolidación de deudas. Para los que necesitan amortizarla.

De impuesto anticipado

relacionado con la devolución del impuesto de Renta.

Crédito agrícola

para inversiones de negocios en el medio rural.

En cuanto a la predeterminación de fechas de pago tenemos estos dos tipos de préstamos personales:

  • Préstamos a plazos: el cliente debe cumplir con unas entregas de devolución fijas, debe cumplir un calendario acordado de antemano hasta liquidar el préstamo.
  • Préstamos revolventes: son mucho más flexibles, similar a disponer de una tarjeta de crédito. No hay fechas de pago predeterminadas. Se puede utilizar repetidamente y retirar fondos hasta un límite pactado. En el momento en el que se liquida el préstamo, el crédito disponible se ajusta al inicial.

Requisitos para préstamos personales en México

Para conseguir un préstamo personal en México, basta con acudir al banco, pedir la cantidad que necesitemos, siempre proporcional a nuestros ingresos, y realizar los pertinentes trámites burocráticos que incluyen la presentación documentación como nóminas de los últimos meses, domicilio, historial de crédito, etc.

Habrá que consultar con cada entidad financiera para verificar criterios de aprobación, aunque los requisitos básicos suelen ser los siguientes:

  • El cliente debe residir permanente de México.
  • Edad: entre 18 y 79 años con 11 meses.
  • Antigüedad en domicilia actual: un año mínimo.
  • Antigüedad en tu empleo actual: un año mínimo.
  • Contar con un buen historial crediticio.

La documentación básica para hacer la solicitud es la siguiente:

  • Identificación Oficial: Credencial de Elector, Pasaporte vigente, Formato FM2 o FM3 en caso de ser extranjero.
  • Solicitud de crédito rellenada convenientemente y firmada.
  • Comprobante de domicilio: un recibo telefónico reciente (no más de dos meses de facturación)
  • Comprobante de ingresos: Recibo de Nómina, Estado de Cuenta o declaración de impuestos.

Hay que tener en cuenta que la entidad financiera investiga antes de autorizar un préstamo personal, para comprobar que el cliente solicitante no se halle en buró de crédito y para determinar el monto que pueda asumir con arreglo a los ingresos que se presentan.

Simulador de préstamos personales

Condusef pone a disposición de sus usuarios un simulador de crédito personal y de nómina en este simulador de préstamos. Es una  herramienta que permite encontrar la opción más conveniente a través de la comparativa de diferentes alternativas de crédito que ofrece el mercado.

El sistema nos pedirá que ingresemos el monto a solicitar, meses de plazo, periodicidad de pago y los ingresos mensuales. Y también que seleccionamos entre pago total, tasa de interés, CAT (Costo anual Total) y Pago periódico para conocer la opción más barata.

Otra opción de simulación es la que nos pregunta cuánto queremos pagar y requiere del usuario que incluya su sueldo mensual, frecuencia de pagos y una estimación aproximada de pago.

Tasas de interés para préstamos personales

Las tasas de interés tienen que ver con el precio del dinero. En este sentido CONDUSEF recomienda siempre consultar las tasas de interés que vamos a pagar por nuestro crédito en nuestra entidad financiera, para evitar futuros problemas económicos.

Básicamente existen dos tipos:

  • Tasa fija: el prestatario conoce cuánto va a pagar y en qué plazo. La tasa no tendrá variación durante la financiación.
  • Tasa variable: la deuda se va modificando a lo largo de su periodo de amortización. Cuanto más largo sea el préstamo más arriesgado puede resultar.

Sin embargo, hecha esta distinción, es conveniente leer la letra pequeña de las tasas de intereses, comparar tasas de interés anualizado y las variantes de tasas de interés que aplican los diferentes bancos, para poder decidirnos por la mejor opción.